Malas tibetanos

Mostrando 1–12 de 35 resultados

Los malas, japa malas o rosarios tibetanos son collares de 108 cuentas utilizados por los budistas, los hinduistas y los sijistas para recitar mantras, y contar las veces que los repiten. El 108 es un número sagrado que se relaciona con las 12 casas astrológicas multiplicadas por los 9 planetas del sistema solar. En el hinduismo, el número 108 tiene una importancia mística, ya que se considera un perfecto dígito de tres cifras, múltiplo de tres, cuya suma de sus dígitos es igual a 9, que es tres veces tres. Visnú tiene 108 nombres principales. En el Budismo el número 108 tiene también varias representaciones. Se dice que existen 108 tipos de oscurecimientos mentales que impiden ver claramente o con la vista de un Buda, despierto o iluminado. Estas 108 kleshas (oscurecimientos o venenos) provienen a partir de la siguiente formula: Las tres formas de experiencia (positiva, negativa o neutra) multiplicada por los 6 sentidos (vista, oído, tacto, gusto, olfato y conciencia o mente) nos da un total de 18. Luego estos 18 por las dos formas de experimentar toda experiencia ya sea como apego o aversión nos da 36. Y estas multiplicadas por las tres formas de tiempo (presente, pasado y futuro) termina por darnos el número de 108. Cuando el ser es capaz de superar estas 108 kleshas entonces alcanzará el nirvana o la iluminación.
Los malas que presentamos están hechos a mano con cuentas de madera, hueso de yak, piedras y semillas.